Dia del maestro. Homenaje a Sarmiento

11 de Septiembre
Se instituye la fecha en honor a la memoria de Domingo Faustino Sarmiento
(1811-1888)

En 1842, Sarmiento funda y dirige en Santiago de Chile en la proscripción, la primera escuela normal que se conoció en América Latina. Años más tarde desde la presidencia de la Nación envía al Congreso un mensaje redactado y firmado por su ministro Avellaneda en el que expresa que “Las Provincias no tienen maestros. La escuela requiere ante todo la presencia del maestro que es su alma y de la que depende su decadencia o progreso”. El propósito era principalmente combatir la ignorancia, salvar a los pueblos de la barbarie y para todo ello nada mejor que la creación de establecimientos oficiales para formar maestros.

Con la propagación de las escuelas normales, pudo resolverse en gran parte el problema del analfabetismo. De aquellas escuelas normales salieron las primeras generaciones de maestros, que mal pagados, pero con una vocación enorme de hacer patria, recorrieron de punta a punta el país inaugurando cátedras de civismo, ilustraron a grandes y a chicos y por sobre todo enseñaron a cantar el Himno Nacional y sobre los ranchos y los humildes locales escolares, enarbolaron la bandera de la patria.
Si bien ejerció distintas profesiones, a Sarmiento se lo recuerda principalmente como el principal impulsor del sistema educativo nacional. Siendo Presidente de la Nación (1868-1874), la obra que desplegó en este sentido da bases para el sitial de honor que tiene en las escuelas del país: multiplicó el número de alumnos en las escuelas (la cifra de educandos pasó de 30 mil a 100 mil), creó la primera institución dedicada a la formación de maestros (la Escuela Normal de Paraná), promocionó la práctica de la lectura, a través de la Ley de Bibliotecas Populares, que dio origen a 140 bibliotecas en todo el país, e impulsó la creación de escuelas en todas las geografías de la nación. En 1875 es electo senador nacional por San Juan y director general de escuelas por la provincia de Buenos Aires, cargos que abandona en 1879 tras su nombramiento como Ministro del Interior de Avellaneda. Luego de su gestión presidencial también abogó por la educación durante el gobierno de Julio A. Roca, Superintendente de Escuelas del Consejo Nacional de Educación y publica El Monitor de la Educación Común, pero en corto tiempo su apoyo a la educación laica genera polémicas con miembros del Consejo, que lo obligan a renunciar a su cargo. Finalmente, la sanción de la Ley 1420 de educación obligatoria, laica y gratuita constituye un reflejo de su lucha.

Su formación intelectual

Figura descollante en nuestro devenir histórico, puede afirmarse sin lugar a dudas, que el núcleo central de su pensamiento se encuentra en la generación de 1830, con las diferencias que pueden existir entre un medio cultural del interior y otro correspondiente a Buenos Aires, a lo que habría que agregar la tenacidad de su esfuerzo autodidacta. Sin estas referencias casi obligadas, no podría interpretarse la línea filosófico-positivista un tanto desdibujada, que entre los años 1880 y 1920 se desarrolla en la cultura argentina. La comparación con Alberdi es imposible de obviar. Sarmiento no tuvo una formación filosófica académica, ni tampoco la ocasión de profundizar tratados sistemáticos. Sus escritos, de una prosa muy personal, revelan una filosofía de vida, una visión del mundo y del hombre, particularmente de América. Su pensamiento se va forjando al compás de su existencia y de sus luchas apasionadas. Su marcada vocación intelectual le permite aprovechar cuanto recurso tiene a mano. En el período juvenil la religión cumple un rol importante; luego se inclinaría gradualmente hacia el iluminismo. Rousseau lo impacta profundamente entre 1827 y 1829; la lectura de Feijóo contribuye en el mismo sentido, pero lo que constituye el detonante de su crisis existencial es el encuentro con Castro Barros y sus denuestos ultramontanos. Cuanto autor iluminista cae en sus manos, es leído ávidamente, devorado practicamente por Sarmiento, el que pese a no haber recibido enseñanza académica ideológica, es quizás superior a sus contemporáneos. Las diferencias que se plasman entre un Sarmiento combativo, apasionado y crítico por un lado y la mesura, el equilibrio y la diplomacia que queda de la enseñanza de Alcorta por el otro, son abismales. La adhesión al romanticismo le llega por intermedio de su amigo Quiroga Rosas. Sus ideas, al menos en sus instancias centrales, son: visión dinámica y progresiva de la historia; fé democrática; liberalismo religioso ; primado de la acción sobre la teoría y la educación como único resorte válido del progreso . La asimilación y comprensión de autores iluministas se encuentra claramente planteada en Civilización y Barbarie. La estadía en Chile, donde se encuentra con Andrés Bello, pensador influído por Víctor Cousin, su polémica con Alberdi, sus viajes por Europa y E.E.U.U. acentúan largamente la relación con la cultura angloamericana, teniendo entre sus efectos más visibles una consustanciación muy particular con el darwinismo.

Sarmiento Periodista
El Zonda

De su amplia labor como periodista, se destaca la creación del periódico El Zonda en su San Juan natal, sus publicaciones en El Mercurio de Valparaíso y en el Progreso de Santiago, sus agudas polémicas con Juan B. Alberdi y su defensa pública de la educación desde el diario El Nacional de Buenos Aires. Visitó además Estados Unidos y Europa, donde publicó obras literarias y conoció a pedagogos y escritores. En 1881, como superintendente general de escuelas, fundó la revista El Monitor de la Educación Común, referencia fundamental para la educación argentina.

 

Escritor

Prolífico escritor, sus obras completas suman 52 tomos. Entre ellas se destacan “Mi defensa”; “Facundo”, Vida de Juan Facundo Quiroga; “Viajes”, donde cuenta sus experiencias en el extranjero; “Argirópolis”; “Recuerdos de Provincia”, de corte autobiográfico; “Campaña del Ejército Grande”; Vida de Dominguito, que narra la vida de su hijo adoptivo muerto en Paraguay; “Conflictos y armonías de las razas de América”; Educación popular”, Método de Lectura Gradual y Civilización y Barbarie.

Civilizacion y Varvarie el libro FacundoFacundo, escrito en Chile, es una apasionada denuncia contra la dictadura de Rosas a través de la biografía de Juan Facundo Quiroga, Teniente gaucho de Rosas. El libro fue criticado por su estilo errático y simplificaciones, pero ha sido nombrado como el libro más importante producido en la América Española.Sarmiento mantuvo a lo largo de su vida una constante atención a las repercusiones públicas y privadas de su libro .Demandó opiniones críticas severas , y anticipó su disposición a escucharlas , entre otros , a Carlos Tejedor, a Juan María Gutierrez y a Valentín Alsina. Nunca dejó de estimar las observaciones que le hicieron, pero Facundo fue para él, a medida que crecían su prestigio y los embates adversos, una incitación renovada. Más que intuirlo, sabía que allí estaban anticipadas las proposiciones fundamentales de su pensamiento.

Recuerdos de Provincia

Cinco años después de la aparición de Facundo, que fue un libro de combate , salió a la luz pública “Recuerdos de Provincia “( 1850 ) , sin que nada hubiera modificado las circunstancias políticas del desterrado frente al gobierno de Rosas. Por el contrario, se agravaron en la víspera ; y hubo una intensa presión diplomática para obtener su silenciamiento. Diversas interpretaciones se tejieron en torno al real contenido que sus páginas encierran. Para Leopoldo Lugones es el ” libro más sobrio y maduro, el mejor de Sarmiento literariamente hablando “. Desde ángulos distintos , han coincidido en destacar la finalidad política sus dos biógrafos más importantes de los últimos años : Ricardo Rojas y Allison Williams Banckley . “Si leemos Recuerdos de Provincia – afirma Rojas , teniendo en cuenta las circunstancias históricas y las intenciones políticas con que su autor las escribió , tal libro requiere una nueva valoración. No es obra de mera recreación estética ; es un ariete más del arsenal polémico . Los tres capítulos más difundidos – ” “La historia de mi madre” ; “El hogar paterno ” y “Mi educación” , cargados de emoción humana – han hecho olvidar otros : la evocación de San Juan con sus figuras coloniales ; los retratos magistrales de próceres de la revolución de democrática ; la guerra civil en que Sarmiento participa con valentía ; y el advenimiento de la tiranía de Rosas , “a quien escarnece en las veinte páginas sobre don Domingo de Oro ” .El escritor norteamericano , por su parte , atribuye al libro un triple propósito : la censura al gobierno personalista de los caudillos ; oponer a la tiranía las reformas positivas que el autor venía proponiendo en otros escritos ; y ante todo , “limpiar el buen nombre ” del prócer, ante el pueblo de su propio país : “si Rosas iba a caer , y algún día tenía que caer , Sarmiento deseaba tener ante sí mismo y ante la población de la Argentina no sólo un programa objetivo sino también una imágen subjetiva de sí mismo favorable “. Recuerdos de Provincia traspuso el ámbito individual y se internó en la historia del suelo natal , que es apenas un trozo, una parte , de una realidad mayor; pero, en ese territorio , en los hombres evocados, tenían vigencia austera los ideales con que las comunidades fundadoras habían abrazado la Revolución de Mayo de 1810.

Con uno de sus nietosSus últimos años

En 1887 se traslada a Asunción del Paraguay en busca de una clima más favorable para su salud quebrantada. Allí se radica al año siguiente junto a su hija y su nieta. Muere en esa ciudad, el 11 de septiembre de 1888, pocos días después de un ataque cardíaco, a los 77 años.

Para conocer a Sarmiento como Presidente y militar, te recomendamos visitar la seccion Proceres de este portal




Si te gusta esto compartilo con tus amigos
  • Article By :

Random Posts

  • Fallecio Argentino Luna, El gaucho de Madariaga

    Hace poco tiempo dabamos, quizas con algo de esperanza, la noticia de que Argentino Luna se recuperaba en un Haspital […]

    Si te gusta esto compartilo con tus amigos
  • Manuel Belgrano

    Manuel Belgrano nació en Buenos Aires el 3 de junio de 1770. Sus padres fueron Domingo Belgrano, genovés, y Josefa […]

    Si te gusta esto compartilo con tus amigos
  • Paisano o Gaucho?

    Siempre me pregunte cual era la verdadera diferencia entre uno y otro, no en lo que a la aplicación de […]

    Si te gusta esto compartilo con tus amigos
  • cocinando morcillas Carneada de cerdo, chorizos y morcillas

      Y llego la mejor parte! A COMEEEEERRRRRRRR!!! Las costillas estan listas y el ultimo que llega come el rabo!!! […]

    Si te gusta esto compartilo con tus amigos