Leyenda del aguapey (camalote)

camalote_David_Stang Pilar llegó al territorio querandí después que el campamento español se hubiera asentado definitivamente a orillas del Paraná. Era hija única y su Padre el Capitán Zuñiga la había mandado a traer luego de la muerte de su esposa. De espíritu inquieto la niña acompañaba a su padre en todas sus travesías. En la orilla opuesta del río estaba el asentamiento aborígen. Pilar era unos pocos años mayor que Yurú el hijo del cacique y no tardaron en conocerse. Aunque al principio los niños querandíes no comprendían la lengua de Pilar, sus ojos claros, su cabello rubio y sus modos amables los hizo amigos casi de inmediato. Ella les enseñaba palabras en español y les contaba cuentos. También los acompañaba en la pesca, o en la recolección de frutos y en todo tipo de aventuras.
Llegó el verano y los niños acostumbrados al río se lanzaban a las aguas tratando de lucirse ante su amiga. El más arriesgado era el hijo del cacique, de tan solo siete años. De pronto, los gritos de los pequeños la hicieron comprender que alguien estaba en peligro. Yurú era arrastrado por las aguas en la parte más profunda del río. Pilar mandó a buscar ayuda y se puso a nadar con energía para ayudar a Yurú. Cuando llegó el cacique, con un tremendo esfuerzo pudo alcanzarle a su pequeño, pero ella sucumbió arrastrada por el remolino. Todos la buscaron, lloraron y rogaron al río, pero fue inútil.
Para la tribu, su espíritu cariñoso y alegre encarnó desde entonces en una planta acuática que llamaron: Aguapey, conocida luego como Camalote o Jacinto de agua.

*Basada en Orígenes. Leyendas Argentinas. Ministerio de ciencias, Tecnología e Innovación Productiva.Presidencia de la Nación Año 2007

Agradecemos la Foto a Flor de Planta y los invitamos a visitar su pagina si desean saber algo mas sobre la misma.





 

Si te gusta esto compartilo con tus amigos
Valoranos!
[Total: 0 Average: 0]
  • Soy profesora de Francés, lengua y literatura retirada. Escritora de cuentos para niños, poesías y relatos. Tuve el honor de aprender de una grande como Ester de Izaguirre a quien le traduje al francés una de sus obras. Soy una aprendiz constante y hago mi aporte a este sitio porque amo la cultura y tradiciones.