Las Marías, el mate a gran escala

En el contexto del viaje para documentar el Emoji del mate, si hablamos de producción a gran escala, Las marías es el lugar que debemos visitar!
Con mucho calor, por ser pleno enero, pero armadas con litros y litros de tereré, llegamos a Las Marías, en Gdor. Virasoro, provincia de Corrientes, Argentina. Allí Fernanda, nos estaba esperando, muy entusiasmada para mostrarnos como se trabaja en la producción a gran escala de yerba mate y té.

Un poco de historia:

“Tras la guerra del Paraguay, el uruguayo Víctor Navajas, por entonces prominente vecino de la ciudad de Santo Tomé y uno de sus refundadores, compró la estancia. A su muerte, legó la propiedad a sus siete hijos. Uno de ellos, Adolfo Navajas, bautizó la porción de tierra que heredó con el nombre de Las Marías en 1912, poco antes de morir. Ese mismo año su viuda Concepción Centeno de Navajas se mudó allí con sus cuatro hijos, decidida a quedarse y obtener de la tierra una forma de vida, sumándole a la clásica actividad ganadera algunas plantaciones. Desafiando las tradiciones, en 1912 compró dos mil plantas de yerba y las plantó en Las Marías; a pesar de que no tuvo éxito, en la familia quedó la simiente de aquel intento.”

Con una larga historia de trabajo y visión, que pueden leer en el sitio de la empresa, (lasmarias.com.ar) y siempre buscando la forma de crecer en cantidad, pero también en calidad, hoy exportan sus productos a todo el mundo. Así nos contaban en la sección de empacado, mientras muy orgullosos nos mostraban la nueva maquina adquirida que estaban poniendo a punto.

Cadena de Producción:

En el establecimiento, se realizan absolutamente todos los pasos desde la plantación y reproducción en el vivero, hasta la impresión de las etiquetas para los paquetes!
En el campo, el encargado nos cuenta como cada planta es cosechada a mano por mas de 300 personas. El secreto? El corazón de la planta no debe quedar nunca expuesto al sol. Por eso, le realizan dos podas. Una (que por estos lados llamamos de aclareo) le da aire a la planta sacando las ramas interiores, y la segunda, una vez que volvieron a crecer esas ramas, de los brotes de las puntas.

Una ponchada de yerba mate

Las ramas con sus hojas, son puestas en “paños” que están colocados hábilmente en cuatro estacas para que no toquen el suelo, y una vez que tiene la cantidad de kilos necesarios, con una ramita (cualquiera tomada del suelo) y con mucha habilidad, les realizan un nudo juntando las cuatro puntas del paño. A eso le llaman ponchada. Esas ponchadas son llevadas a los extremos de las filas que tienen 100 metros de largo repartiéndolas hacia cada lado del centro hacia afuera, donde un operador las levanta con un carrito manual y las sube al camión. Antiguamente todo se hacia a mano y debían cargarse en la espalda.

También nos contaron, que, en el establecimiento, tienen eucaliptus y pinos que utilizan para quemar después en los hornos de secado y que esto cumple la función de mantener el suelo cubierto, pero además de colaborar con la biodiversidad del lugar, dando asilo a diferentes especies animales; y de cuidar el suelo de la erosión.

Dato interesante:

Uno de los animales que saben ver por ahí, es el aguará guazú  que describen como un perro grande cruza con lobo, medio tonto de carácter, pero que produce miedo por su tamaño. Esto puso la especie al borde de la extinción.

Dejamos el campo atrás, y nos dirigimos a la sección de descarga, secado, estacionamiento y fraccionamiento del lugar.
Pudimos ver como se descargaba un camión con sus ponchadas a mano, y tomamos dimensión de la diferencia de tiempos entre una carga a granel y una carga artesanal.

secado en la zapecadora

De allí la producción es cargada por maquinas en una cinta transportadora que la sube hasta los hornos, donde se les hace un primer secado mientras giran en un gran “tambor” o zapecadora. En la superficie de las hojas se forman pequeñas ampollas y de allí, se supone que viene la denominación de “zapecado” ya que en el idioma guaraní “sa” o “za” significa “ojo”, “peca” o “mbecá”, significa “abrir”.

Luego se va a un segundo secado y después al “canchado” que es una primera molienda gruesa para poder estacionar la yerba con las condiciones necesarias para que no pierda sabor, aroma ni textura.

En la sección de estacionamiento (Mario?, no me mates si te re bautice! 🙂 ) nos muestra con gran orgullo y un carácter alegre, los grandes galpones con sistemas de calefacción por loza radiante y los distintos estadios de secado hasta llegar a estar listo para consumo según nuestro mercado.

estacionamiento de yerba mate

Allí, también en inmensos galpones, se produce de forma mecanizada el fraccionamiento y empaquetado para despacho al mercado nacional e internacional.

Vamos terminando el recorrido y lamentablemente no podemos quedarnos a conversar mas sobre los paseos gratuitos para turistas que da el establecimiento, todo el desarrollo de turismo ni sobre la fundación!
Pero prometemos volver por otro riquísimo asado y más información, quizás cuando ya estén en época de cosecha.

Resumen:

Lo que nos llevamos de Las Marías, fue una agradable sensación de orgullo por el trabajo realizado y nos deslumbramos con la dimensión de sus instalaciones y profesionalismo en todas sus etapas. Una empresa que a pesar de sus dimensiones, no deja de percibirse como una gran familia.
Definitivamente nos quedamos con ganas de mas y seguramente volveremos para interiorizarnos sobre lo que no pudimos saber por falta de tiempo!
Por ahora decimos Gracias a Fernanda y a todos los que se ocuparon de atendernos tan bien y tenemos todas las vacaciones por delante para leer el maravilloso libro que nos obsequiaron y que pueden adquirir en el sitio de la empresa y colaborar así con la fundación.
Será hasta la vuelta!

Nota y disculpas

Debo pedir disculpas a mis lectores por las imágenes, ya que todavía estoy luchando por rescatarlas de la tarjeta de memoria de la cámara, que supongo, quizás por el calor, se daño y cuando llegué a casa me encontré con que solo tenia las pocas imágenes que había tomado con el celular. Lamentablemente en Las Marías no lo hice y por eso tuve que tomar prestadas algunas imágenes del sitio web de la empresa. Prometo que si logro rescatarlas, en breve las estoy subiendo, pero no quería dejar pasar mas días sin compartir con uds esta linda experiencia. 🙁

Si te gusta esto compartilo con tus amigos
Valoranos!
[Total: 0 Average: 0]
  • Soy gauch@ cibernético y administro este portal. Me gusta el mate y compartir buenos momentos. Si se puede con guitarra de por medio :) Bienvenid@ a mi fogón!

Dejá un comentario