Riña de Gallos

La riña de gallos era una de las grandes diversiones públicas dentro del ambito de los paisanos. El aficionado a la cría de estos animales de combate, los preparaba con dedicación y trabajo y era practicamente el que se llevaba todos los laureles

Este deporte que se oficializó recién en el siglo XVIII, se cree que tuvo su primer antecedente en el país en la provincia de Córdoba y fue Juan José Alvarado quien lo creó en 1757, aunque pocas noticias se tienen de él.

En Buenos Aires, hacia el año 1783 se sabe existió un reñidero de gallos creado para evitar las riñas callejeras, muy populares por entonces.

Las peleas de los gallos duraban entre cuarenta y cincuenta minutos. De no haber un vencedor luego de este tiempo, se declaraba tabla. Por orden del juez, los corredores colocaban los gallos frente a frente en el reñidero donde, luego de estudiarse mutuamente durante unos instantes, daban lugar al ataque a picotazos, que en la jerga gallera se llama mordida, que es cuando el gallo toma al contrario con el pico para dar luego el puazo.
Eran infaltables las apuestas a la suerte de uno u otro animal.

Esta costumbre, de extremada crueldad, enfrenta a dos gallos de peso similar en pelea, muchas veces hasta la muerte. Aunque organismos protectores de animales intentan frenar este deporte, la costumbre prevaleció y es común encontrar en la campiña lugares donde se realiza.

En las riñas de gallo, por lo general, corren apuestas, no tan solo entre los dueños de los animales, sino entre el público presente.




Si te gusta esto compartilo con tus amigos
  • Soy gauch@ cibernético y administro este portal. Me gusta el mate y compartir buenos momentos. Si se puede con guitarra de por medio :) Bienvenid@ a mi fogón!